Cuidado de las piezas


  1. No te bañes con ellas.
  2. Cuidado con los perfumes, y diferentes sustancias químicas, quitan los baños, ósea los colores a las piezas.
  3. Límpialas con toallitas para plata o con un paño suave y seco, sin flotar demasiado.
  4. Mejor guardar las piezas en bolsas de plástico selladas y mantén las protegidas de la suciedad y en un lugar seco.
  5. Guárdalas con mucho cuidado, para evitar que se rayen las piezas y que se formen nudos a las cadenas e hilos.
  6. Abre y cierra los cierres con cuidado.
  7. Si quieres que te duren más y evitar algún tipo de alergia, puedes pintar los broches con pinta uñas transparente.